El manual de Vicente Mir

Elche CF | ANÁLISIS

El manual de Vicente Mir

El técnico del Elche CF empieza a dibujar en Sabadell las líneas que deben dar forma a su equipo. El grupo se caracteriza por la combinación de músculo y calidad en las facetas defensivas y ofensivas con un sistema adaptable a las necesidades

Jerónimo Tormo,

Vicente Mir tiene un reto en el Elche CF. El entrenador valenciano, más allá de haber sido el elegido para devolver al conjunto franjiverde a Segunda División, debe dar forma a un equipo capaz de lograrlo. El manual del técnico tiene una serie de ideas fijas que, pudiendo cumplirse o no, son las llamadas a imprimir el sello de identidad que Mir quiere para su grupo. El Elche CF empezó en Sabadell a plasmar sobre el verde cuáles son las intenciones de su entrenador, con unas pautas muy marcadas que ya empezaron a ensayarse en pretemporada y que en Nova Creu Alta se pusieron en práctica.

Portería a cero

Todo equipo que quiera cumplir sus objetivos durante un torneo de regularidad debe caracterizarse por saber echar el cerrojo a su portería. No encajar es la principal clave de un Elche CF que ha trabajado durante seis semanas de pretemporada las pautas a seguir para ser un conjunto seguro en defensa. Los ilicitanos consiguieron trece partidos después (oficiales) sellar su marco, algo que señala el mal del pasado curso y cuál debe ser el patrón a marcar durante el presente.

Músculo a domicilio

Si algo tiene Vicente Mir esta temporada en el Elche CF es variedad para poder elegir. El valenciano puede dar forma a una medular en donde combine las cualidades de sus jugadores para hacer un tipo, u otro, de fútbol. En Sabadell el entrenador apostó por dotar de lucha y brega la sala de máquinas franjiverde con Manuel Sánchez y Provencio. Aún así, el valenciano no rechaza la opción Diego Benito, mucho más constructiva, y apunta a que en el Martínez Valero tendrá más oportunidades para jugar. El músculo potencia la seguridad defensiva.

Presión y posesión

Si ha habido un mensaje que haya repetido Mir durante la pretemporada, y en donde el entrenador franjiverde ha hecho especial hincapié durante la fase de preparación, ese ha sido el de la intensidad en segunda jugada o tras pérdida. Los ilicitanos recuperaron y tuvieron posesión en la zona ancha del terreno de juego. El porcentaje de posesión no engaña con más de un 60%, de igual forma la pareja formada por Manuel Sánchez y Daniel Provencio se convirtió en la ideal para forzar el fallo del defensa o morder en cada acción para recuperar, y administrar, el esférico.

Con dos puntas

Cuando un equipo reúne en Segunda División B cuatro atacantes como ‘Nino’, Benja, Sory y Lolo Plá todo es más fácil. El dibujo táctico franjiverde se define en torno a dos referencias en ataque y sus características. En Nova Creu Alta ‘Nino’ y Benja fueron los elegidos pero Mir dio minutos también a Sory, formando con ‘Nino’, y Lolo Plá, formando con Sory cuando el almeriense fue sustituido. Otra de las opciones es la de jugar con una mediapunta, algo de lo que no rehúye el entrenador valenciano.

Sistema adaptable

A Mir no se le caen los anillos si tiene que dar una vuelta de tuerca al dibujo de juego, más aún si el equipo no es capaz de abrir la lata. Tener opciones en el banquillo para reestructurar el once titular da opciones al juego franjiverde. En Sabadell el equipo no encontró el camino a puerta con dos delanteros, se apostó por la mediapunta y dos extremos abiertos, para acabar jugando con dos referencias en los metros finales. La versatilidad de la plantilla ilicitana permite jugar a ser ambicioso si el marcador no se corresponde con el juego exhibido.

Te puede interesar

0 comentarios

No hay comentarios en estos momentos