Ni tanto ni tan poco

Elche CF | OPINIÓN

Ni tanto ni tan poco

Jerónimo Tormo,

Ni el domingo pasado en Nova Creu el Elche CF tenía falta de gol, ni ayer en el Martínez Valero va a ir sobrado de cara a portería. El mundo del fútbol se rige por la bipolaridad de los extremos con los que la pasión mueve a las aficiones. El empate sin goles cosechado en Sabadell despertó cierto runrún en el entorno sobre la falta de recursos que los franjiverde habían mostrado de cara a portería, o incluso apuntando al banquillo para encontrar el camino a la victoria. El equipo hizo un buen partido, quizás, y a tenor de lo visto ayer en el Martínez Valero, de mucha mayor exigencia que la planteada por el CF Badalona, sin embargo, el resultadismo dirige en ocasiones la opinión.

El Elche CF necesitó ayer menos de lo que puso sobre el césped de Sabadell. Los franjiverde hicieron méritos suficientes para llevarse una victoria cimentada en la calidad y la intensidad pero la sensación que queda es la de que no tuvo que despeinarse para encontrar el camino a al triunfo. El nivel de exigencia del conjunto badalonés fijó el listón franjiverde en un punto inferior al que este Elche CF puede ofrecer y aún así, a los ilicitanos les bastó para vencer y convencer. No todos los días se marcan cinco goles, y menos nuestro Elche CF tan acostumbrado al sufrimiento (la última vez fue en partido oficial fue hace 20 años), sin embargo me queda la sensación de que este equipo tiene más y que sin dar su 100% se llevó el gato al agua.

A veces, poniendo más carne en el asador no se consigue ganar y otras, con el pie medio pisando el acelerador, se logra el triunfo. Ni el 0-0 en Sabadell ni el 5-1 en Elche me dan para medir a este Elche CF. El primero, porque creo que los franjiverde merecieron más; el segundo, porque pienso que los ilicitanos tienen más. La Liga marcará cuál es el verdadero nivel de un equipo que más allá de méritos y resultados tiene algo que atrae. La intensidad que quiere inculcar Mir a sus futbolistas la hace más atractiva la calidad individual de cada uno de ellos. Un Elche CF que en el término medio y la mezcla de los conceptos debe cimentar un objetivo del que es absurdo rehuir.

La plantilla del Elche CF no confunde la presión con la exigencia. Intentar restarle al equipo franjiverde un centímetro en este camino hacia el objetivo de estar la próxima temporada en Segunda División es tan demagogo como pensar que Real Madrid y FC Barcelona no deben vivir la misma sensación cuando se trata de pelear por todo. El Elche CF es a la Segunda División B lo que es el club blanco o el azulgrana al cetro del fútbol mundial. Favorito sí o sí, más aún cuando viene de estar hace dos temporadas en Primera División. Dicen los que entienden que este Elche CF tiene ‘plantillón’ para lograrlo. No restemos exigencia que el año pasado se cayó en el error de hacerlo y ahora pagamos los platos rotos. Humildad toda, pero sin relajación.  

Te puede interesar

0 comentarios

No hay comentarios en estos momentos