Que el halago no debilite

Elche CF | OPINIÓN

Que el halago no debilite

Jerónimo Tormo,

El Elche CF está de dulce. Todos los pasos que está dando el conjunto franjiverde están siendo al frente para superarse cada siete días. Los ilicitanos debutaban en Sabadell con el único borrón de la falta de puntería para sumar la victoria, una semana después, el equipo subía el listón para olvidar la presunta pólvora mojada y endorsarle un 5-1 al CF Badalona. Siete días después, este Elche CF mejora su versión añadiendo a la jornada aragonesa la sobriedad defensiva, algo que durante algunas fases del partido ante el conjunto catalán le faltó en el Martínez Valero.

Tres partidos y tres alegrías, sin olvidar la de la Copa del Rey en donde se tienen que sacar conclusiones positivas, más allá de la autocrítica que se debe realizar, porque parece que la lección se ha aprendido. El Elche CF de Vicente Mir luce sobre el terreno de juego como bloque cohesionado. Las seis semanas de pretemporada, más las tres de competición oficial, han dado forma a un equipo que, parece mentira, tan sólo acumula poco más de dos meses de aprendizaje a las órdenes del valenciano. El grupo ha sabido asimilar las ideas del valenciano, y lo que es más importante, plasmarlas sobre el verde.

Dicen que un equipo es el reflejo de su entrenador. Este Elche CF lo es. Intenso, enérgico, meticuloso y ganador. Mir traslada del banquillo al césped su decálogo, impidiendo que sus futbolistas se relajen aún con el marcador a favor. La actitud es fundamental para un grupo de once jugadores que no se pueden dormir porque detrás sienten el aliento de los que quieren arrebatarles el puesto. Es tal la superioridad franjiverde en este inicio de temporada que muchos han olvidado con detalles como portería a cero, goleadas contundentes, intensidad y seguridad, o enlazar dos triunfos consecutivos, la nefasta pasada temporada.

Nadie podrá decir que este Elche CF no se lo está trabajando. Quizás el único defecto franjiverde sea su mayor virtud. Tanto dulce puede empalagar y ante tanto halago el equipo ilicitano se puede debilitar. Ni tanto ni tan poco les contaba la semana pasada. Sigo pensando igual. Este Elche CF no debe caer en el error de la relajación, no creer que con el escudo se ganan partidos. La victoria debe ser el estímulo para generar confianza, nunca la tentación para creerse superior. En el fútbol, como en la vida, todo es cuestión de detalles. Quien saca pecho, se lo hunden. Tener buenos jugadores ayuda a ganar partidos, hacer buen equipo gana partidos. Para eso ya esta Vicente Mir. Seguro que el valenciano no va a permitir un solo atisbo de relajación, esto no ha hecho nada más que empezar.

Te puede interesar

0 comentarios

No hay comentarios en estos momentos