Algo estaremos haciendo bien…

Opinión | ELCHE CF

Los jugadores del Elche celebran un gol / Sonia Arcos - Elche C.F.

Algo estaremos haciendo bien…

Jerónimo Tormo,

No hay mal que por bien no venga. El Elche CF aprende lecciones con el paso de los partidos y la de ayer en Paterna debe servir al conjunto franjiverde para darse cuenta de que no puede entrar dormido al terreno de juego. Un segundo puede estropearte 90 minutos, y tres minutos de pájara pueden hacer que un objetivo se escape por el sumidero. Por suerte, el conjunto franjiverde se encontrará pocos equipos como el filial valencianista en la fase de ascenso a Segunda División pero ese consuelo no debe ser excusa para olvidar que en el fútbol no sólo se vive de la calidad en ataque y la intensidad en defensa debe ser igual, o mejor, que la pólvora que tienes para desequilibrar tu balanza. Los franjiverde combinan pinceladas de ilusión con chispazos de desconexión que, sólo el ímpetu, acaban maquillando.

El sabor de boca que deja la jornada es agridulce, este Elche CF mereció más. Motivo por el que se le puede, y se le debe exigir. Ajustarse en los errores debe ser misión imprescindible para un equipo que, tampoco lo olvidemos, había encajado dos goles en siete partidos y tampoco debe echar por la borda todas las buenas sensaciones que ha ofrecido durante la etapa ‘Pacheta’ en el banquillo. Ni antes el equipo era tan malo por no tener el punto de mira ajustado de cara al gol, no ahora es tan bueno por anotar tres tantos en un encuentro; ni antes el equipo era tan bueno por haber encajado dos goles en siete partidos, ni ahora es tan malo por haber visto perforada su portería en tres ocasiones en quince minutos. Equilibrio, que el fútbol te examina cada siete días.

“Algo estaremos haciendo bien” decía ‘Pacheta tras el trepidante combate vivido en tierras valencianas. Toda una oda al espectáculo con el gol al servicio del fútbol. Algo no, bastante. Quizás algunas pasan desapercibidas porque no brillan tanto como la chilena de Sory Kaba o el gol de Manuel Sánchez, con el efecto a contrapié de su disparo. Pero están ahí y hay que cuidarlas y maximizarlas. La presión de Provencio en el robo del primer tanto franjiverde, las ayudas y coberturas en defensa de la pareja Gonzalo-Neyder, la basculación del equipo para achicar espacios en el repliegue. Muchas cosas.

Quizás la imagen de Paterna no sea la deseada por la doble lectura que deja el partido pero la fase decisiva lo cambiará todo. Aunque se niegue no es lo mismo 90 minutos de playoff que 90 minutos de temporada regular en donde tocas con la punta de los dedos el primer objetivo de la temporada. El plus de motivación es distinto y el jugador del Elche CF ha fichado por la entidad franjiverde para este tipo de citas con el fútbol. Partidos que dan y quitan, encuentros en los que se demuestra un verdadero equipo y en donde se pone a prueba todo lo aprendido durante partidos como el de ayer, momentos en los que ese “algo” que debemos de estar haciendo bien debe ser la base de tu éxito.

Te puede interesar

0 comentarios

No hay comentarios en estos momentos