Cordero, tú decides

Opinión | ELCHE CF

Cordero posa con 'Josico' en el día de su presentación / Sonia Arcos - Elche CF

Cordero, tú decides

Jerónimo Tormo,

No hay mayor ciego que el que no quiere ver. El Elche CF ha perdido más de cuatro meses con un entrenador incapaz de digerir la exigencia y las necesidades de un club como el ilicitano. ‘Josico’ no ha podido, ni ha sabido, dar con la tecla para cambiar la opinión de los que pensamos que su llegada al banquillo del Martínez Valero fue una maniobra a la desesperada por el ‘no’ de un entrenador que era el elegido, pero no quiso pasar por el aro de una dictatorial comisión deportiva y sus imposiciones en el trabajo del día a día.

El tiempo ha demostrado que tomar decisiones por sensaciones, y no por resultados, no es la mejor forma de manejar los destinos de un club de fútbol. El Elche CF ha llegado al tercer tercio de la competición con su imagen futbolística por los suelos, excusándose en las actuaciones arbitrales, la dureza de los rivales y los terrenos de juego en donde el balón bota más de lo normal, en lugar de coger el toro por los cuernos, hacer autocrítica, y darse cuenta de que con el “somos el Elche CF” no se ganan los partidos; se ganan siendo un equipo fiable.

Pero el problema ya no se llama ‘Josico’. El manchego ya ha demostrado que no es un entrenador preparado para asumir la exigencia del Elche CF. El sello del hellinero no vale para afrontar la necesidad franjiverde. La idea de juego del técnico no ha encajado en el ADN franjiverde y el propio vestuario empieza a señalarlo. Primero fue ‘Nino’, “por ahí no vamos” y ahora Provencio “no estamos hechos para jugar al fútbol directo”. El entrenador ya no cala en sus jugadores y su mensaje suena cada siete días más a vacío.

El problema ha pasado a tener otro nombre, Jorge Cordero. El director deportivo es el que debe asumir la responsabilidad. El cartagenero decidió mirar hacia otro lado cuando Diego García tomó la decisión de cesar a Vicente Mir, porque no era su entrenador, pero ahora no tiene vía de escape y debe mirar a los ojos a un técnico que no ha respondido como pensaba. Cordero se ha equivocado, y lo sabe, porque lo de Ontinyent se ha vivido en más de uno de los doce partidos que ‘Josico’ ha dirigido.

El entrenador se ha convertido, aunque parezca mentira, en actor secundario porque no se puede esperar más de él. Ha dado todo lo que tenía y todo es insuficiente para un Elche CF que, o regresa a Segunda División o fracasa llevándose por delante a todos los que tienen parte de responsabilidad en este proyecto. Cordero debe saber qué quiere para su Elche CF y darse cuenta de que una victoria el próximo domingo ante un UE Llagostera en puestos de descenso a Tercera División no soluciona la situación a largo plazo por mucho que la suavice dentro del cortoplacismo.

Un director deportivo debe tener la mente lo suficientemente fría para saber si la persona en la que delega su confianza para dirigir al equipo está o no capacitado y, sobre todo, si lo que trabaja durante la semana concuerda con lo que se refleja sobre el césped cada domingo en base a la exigencia del objetivo. Ganar un partido sólo estira la cuerda para tensarla más. Imponerse la temporada pasada al Sevilla Atlético, con Toril en el banquillo, sólo complicó la situación. Si un entrenador no te convence porque no se ajusta a lo que necesita tu equipo, cuanto antes prescindas de él antes podrás revertir la situación. Lo demás es sobrevivir como el avestruz, escondiendo la cabeza bajo tierra ante los problemas, pensando que todo está bien. Sólo una persona puede cambiar esta situación, viendo que a Diego García le importa más su comfort letter y sus informes anti Liga. Cordero, tú decides.

- Foto: Sonia Arcos - Elche C.F. Oficial

Te puede interesar

0 comentarios

No hay comentarios en estos momentos