Josico, cero soluciones

Opinión | ELCHE CF

Josico durante un entrenamiento con el Elche / Sonia Arcos - Elche C.F. Oficial

Josico, cero soluciones

Jorge Llopis,

El 13 de noviembre el pesidente Diego García y el director deportivo Jorge Cordero tomaron la decisión de destituir a Vicente Mir después de que el Elche perdiera por 0-1 ante el Formentera en el Martínez Valero. Tras una semana buscando nuevo técnico, con Acciari de parche en Mallorca, el Club se decidió por Josico como revulsivo para dar la vuelta a una plantilla que a juicio del presidente García no tenía "conexión" con Mir y cuya imagen "no era buena en los últimos partidos" hasta el punto que "todos los equipos nos pasaban por encima".

Dos meses y seis jornadas después de esa decisión, la situación del equipo franjiverde es incluso peor que la que dejó Mir. El Elche de Josico no funciona. Es una evidencia que se plasma sobre el terreno de juego y en la clasificación. Solo seis puntos de 15 posibles pese a jugar tres de esos cinco encuentros en el Martínez Valero; y un fútbol carente de contenido que no ha mejorado al del anterior entrenador. Recordemos que sobre esta plantilla hay puesta una fuerte inversión económica y las aspiraciones en verano de pelear por la primera posición. 

Únicamente en el aspecto físico se ha observado una mejoría. En el resto de parámetros, el equipo sigue sin funcionar. Escudarse en la falta de gol como hizo Josico en la rueda de prensa posterior a la derrota ante el Sabadell es tan pobre como cobarde. El Elche no jugó a nada en la mayoría de tramos del encuentro. Lo peor es que no es anecdótico. El fútbol también brillo por su ausencia ante el Olot pese a la victoria, cuando el bochorno fue incluso mayor al del pasado sábado, o en las otras citas con el nuevo entrenador. Cierto es que la evolución con Vicente Mir era parecida.

Quizá no sea problema de intensidad ni actitud. Ni siquiera de falta de gol como pretende hacer creer Josico. El problema radica en unos futbolistas acomodados que creen poder ganar solo con el nombre y la ineptitud de un técnico que hasta la fecha ha demostrado no estar capacitado para dirigir un proyecto como el del Elche. Y no lo olvidemos, las decisiones llegan desde arriba. Y en el palco del Martínez Valero entienden poco de fútbol, lo suyo es moverse en los despachos. Y sobre el césped, un Elche que navega a la deriva por la Segunda B, con un presidente de paja y un entrenador incompetente.

Te puede interesar

0 comentarios

No hay comentarios en estos momentos