Y el 13 de mayo llegó... y pasó

Opinión | ELCHE CF

Los jugadores del Elche CF celebran un gol / Sonia Arcos - Elche CF

Y el 13 de mayo llegó... y pasó

Jerónimo Tormo,

Y el 13 de mayo llegó… y pasó. La fecha clave marcada hace, ahora parece, una eternidad de manera profética por 'Josico' ha pasado de puntillas. Sin histrionismos ni tintes apocalípticos, con la mayor normalidad, e incluso me atrevería a decir, huérfana de alicientes. Tener los deberes hechos con antelación ha permitido, incluso, la posibilidad de tener que crear un debate vacío entre la conveniencia entre acabar segundo o tercero. Es lo que tiene no tener que necesitar "la capa de superman" de la que el manchego hablaba, menospreciando a su futbolista, en el momento más 'chanante' de su estancia en el Martínez Valero.

El 13 de mayo llegó y pasó. Aquí no se ha muerto nadie, todo lo contrario, todo ha revivido. Entrenador, jugadores, equipo, entorno, afición. Dos meses de sentido común han hecho que el Elche CF haya llegado al momento clave de la temporada en su mejor momento. Expectante, ilusionado, reforzado. En definitiva, hecho. Lo que parecía una pesadilla se ha convertido en sueño. El fútbol ha dado la vuelta a la situación. El 13 de mayo generaba dudas, verlo llegar producía ansiedad. Tan lejos y al mismo tiempo tan cerca, tan cerca y al mismo tiempo tan lejos. El tiempo todo lo cura y hace olvidar, hasta a los entrenadores malos, incapaces de hacer autocrítica.

El fútbol da clases de realidad. Como el reloj de arena da y quita razones, ayuda a que, lo que no se sabía ver, bien sea por incapacidad o por voluntariedad, quede al descubierto. Con el culo al aire que diría un castizo. El césped no engaña aunque la palabra lo intente. Las mentiras tienen las patas muy cortas. El momento del Elche CF pre 13 de mayo era muy falaz. Nadie asegura que ahora el éxito esté más cerca que el fracaso, pero todos pueden pensar que este equipo está preparado para tirarse al vacío, sin el miedo a que el paracaídas se abrirá. Que te deje en el centro de la diana, es otra cosa.

La vida post 13 de mayo sabe mejor. Al menos ahora ya no hay que defender, por imposición, las ideas, conceptos y maneras de un entrenador plano y vacío que había creado una idea de juego, y un equipo, a su imagen y semejanza. Ahora ya no es necesario apuñalar por la espalda a la realidad ni mentir a la verdad. Ahora, todos esos que veían en el banquillo el icono del fútbol, por el simple hecho de que había que menospreciar el trabajo de un Mir que no entraba por el ojo presidencial, pueden respirar tranquilos. Que 'Pacheta' les ha regalado un comodín al que agarrarse para enderezar su pensamiento. Que el 13 de mayo llegó y pasó, y por si no lo saben, les recuerdo, el Elche CF sigue vivo, a pesar de todos y (casi) todos.

Te puede interesar

0 comentarios

No hay comentarios en estos momentos